Ansiedad y Depresión: Beneficios del Reiki

La ansiedad y la depresión, son las “enfermedades del siglo XXI”.

Son trastornos que impiden llevar a cabo una vida normal y alteran tus comportamientos. Una respuesta de nuestro cuerpo a periodos de estrés, preocupaciones, dificultad para adaptarte a los cambios en tu vida o a situaciones de peligro.

Tienes que tener en cuenta que todo eso sólo existe en tu mente.

Los síntomas pueden tener un origen físico:  taquicardias, mareos, temblores musculares, dificultad para respirar, sudoración, dolor abdominal, punzadas, cansancio…., pero también de origen no físico: angustia, miedo, falta de concentración, inseguridad, huida o evitación, obsesión, irritabilidad, agobio, tristeza…

En un tratamiento de Reiki para una persona con ansiedad o depresión, se trabajan nueve posiciones: tres en la cabeza, tres delante y tres en la espalda. Es importante, un tratamiento continuado; normalmente en 4 sesiones, se empiezan a notar resultados, aunque se aconsejan 14.

Un aspecto que hay que tener siempre en cuenta, tanto en la ansiedad como en otras patologías, es que el Reiki es una terapia complementaria.

Por lo tanto, si estás bajo algún tratamiento médico, nunca se aconseja interrumpirlo: el Reiki ayudará a la curación; y si no estás bajo tratamiento (y esta es una opinión muy personal), la elección de un camino u otro, debe depender de las creencias de cada persona y la valoración de su nivel de ansiedad o depresión.

Hay numerosos estudios científicos sobre los beneficios del Reiki en este área.

Por ejemplo, por nombrar uno, el que podemos encontrar en la Enciclopedia de Reiki, de Bronwen – Stiene.

En relación al dolor, ansiedad y depresión crónicas, se hizo la prueba en 120 pacientes con: dolor de cabeza, artritis, úlcera, cáncer, enfermedad cardíaca, asma y HIV.

Se hicieron grupos y se realizaron cuatro estilos diferentes de tratamiento: Reiki, relajación muscular, ningún tratamiento y falso reiki.

Cada grupo se sometió a tratamientos de 30 minutos, dos veces por semana, durante 5 semanas.

Se les examinó antes y después de la serie y durante tres meses después de haberlos completado. El resultado fue el siguiente:

Reiki demostró ser significativamente superior a otros tratamientos en 10 de 12 variables.

En el chequeo de los tres meses, estos cambios demostraron ser consistentes. Se apreció una significativa reducción en el índice Total de Clasificación del Dolor y en las Cualidades Sensorial y Afectiva del Dolor.

Así es como quedaron claros los importantes efectos del Reiki en la ansiedad, el dolor, y la depresión.

‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾

Fotos 14-09-2015 a 28-09-2015 046
Tomás Bujosa
/ Editor de “Piensa en Reiki” – Terapeuta Reiki

Guardar

Guardar

Guardar

Recibe nuestras Novedades y Promociones
¡Nuestro Propósito es tu Crecimiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar