Siempre estamos Empezando

No sé si te ha pasado que te cuesta mucho comenzar un nuevo hábito positivo y, sin embargo, cuando ya han pasado unos días parece que te sale solo hasta que de pronto algo en tu vida cambia y, de repente, estás otra vez como al principio: sin tu nuevo buen hábito y ante un esfuerzo para iniciarlo que cada vez te cuesta más realizar.

Quizá te ha pasado con el hábito de meditar, con el de hacer ejercicio, de levantarte a una hora determinada, de comer de manera regular, moderada o con mindfulness…

¡Estuviste una temporada haciéndolo perfecto! Podías notar los resultados, tanto física como emocionalmente… pero ahora… ahora todo se ha desmoronado.

Y te preguntas, ¿cómo fui capaz de hacerlo? ¡Ya no te ves con fuerzas!

Y piensas “antes tenía tal o cual cualidad que me falta ahora, porque ahora no soy capaz de conseguir lo que había logrado en el pasado…”

Creo que nos ha pasado a todos.

¿Sabes? Hay algo que aplico cuando me veo entrando en esta espiral. Y aquí te lo cuento:

1. IDENTIFICO. Gracias a las técnicas de mindfulness me doy cuenta rápidamente del rumiar de la mente. Ya estoy otra vez igual, dándole vueltas a pensamientos parásitos repetitivos que se han adueñado de mí. Cuando hago referencia a las técnicas de mindfulness me refiero a algo tan sencillo como parar y observar. Entonces, me doy cuenta de que me estoy desvalorizando. Me juzgo por no haber conseguido mantener ese hábito que tanto esfuerzo me costó medio implantar. Pienso que soy la única mortal a la que le pasa esto, que todo el mundo consigue lo que se propone y que yo, en cambio, sigo siempre estancada en el mismo punto… o que incluso voy hacia atrás. ¿Te suena?

Lo que me gusta del mindfulness es todo, pero hay algo muy de mindfulness y de lo que carecemos en este momento de rumiación, que es la amabilidad con nosotros mismos. La compasión, la mirada sin juicio, la aceptación de quiénes somos y de lo que nos pasa. Sin culpa, sin reproches, porque aunque nos hayan educado así, lo que ha ocurrido no nos hace malos ni nos resta valor.

2. PLANIFICO. Una vez que soy consciente del rumiar de mi mente y, con amabilidad, decido reconducirme hacia un lugar más constructivo, paso a la acción. Uno de los primeros libros que leí de Wayne W. Dyer me enseñó que “contra preocupación, acción”. Así que analizo la situación. Como nos enseña el coaching, tomo consciencia de “dónde estoy” y de “dónde quiero llegar”. Y trazo un plan. Peeeeero, eso sí, ajusto el plan en función de lo que ha ocurrido. Porque el suceso que me trae de cabeza nos está revelando un aprendizaje. Si lo intento del mismo modo otra vez, es fácil que vuelva a ocurrir el mismo desenlace.

Así que, como te decía, trazo un plan mejorado con el aprendizaje de mi anterior experiencia. Y en este plan incluyo lo que necesite:

– Puede ser apuntarme a un curso
– Pedir ayuda a un profesional, a un amigo, a la familia o a la pareja
– Buscar recursos por internet
– Diseñar una estructura de vida
– Etc.

Pero sea lo que sea, huye del exceso. ¿Te suena la típica meta de año nuevo que consiste en dejar de fumar, ir todos los días al gimnasio y aprender inglés de una vez por todas? Pon foco. Si tratas de hacerlo todo a la vez, es fácil que no consigas ninguno de tus propósitos.

3. ACTÚO. Inicio el plan y me autoevalúo 2 veces al día: al despertar y antes de dormirme. ¿Por qué? Porque si no, los buenos propósitos se olvidan. Es tan fuerte nuestro comportamiento automático, que si no nos recordamos al menos 2 veces al día nuestro objetivo, se nos va a ir de la mente… Y de nuevo nos encontraremos en la casilla de salida. Toma un cuaderno (ya sabes que me encantan) y escribe en él tus metas. Repásalo cada mañana y cada noche. Si vas por buen camino, te sentirás muy feliz. Además cada vez te será más sencillo seguir con el nuevo hábito. Y si te has desviado… vuelve de nuevo al paso 2 y realiza una nueva planificación ajustando las velas.

Espero que te sea útil.

Ya sabes que estoy a tu disposición para acompañarte en tu camino. Quizá mis cursos o mis libros puedan resultarte de ayuda. Busca en mi BLOG, en el también dispones de mucha información de utilidad. Y recuerda también todo lo que puedes encontrar en YOUTUBE.

¡Nos vemos pronto!
Un abrazo fuerte de Morenini.

‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾‾

Ana Moreno / Coach Nutricional y naturópata.

http://flexivegetarianos.com

Artículo original: aquí

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Recibe nuestras Novedades y Promociones
¡Nuestro Propósito es tu Crecimiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar